Por Sara Amador Vera/El senador con licencia, Fernando Mayans Canabal, se registró como precandidato a candidato al gobierno de Tabasco por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), quien dejó en claro que con el pueblo todo, sin el pueblo nada, y afirmó que hay que combatir la corrupción que tanto a medrado a los tabasqueños y que lastima cada día más.

Después de realizar una caminata con simpatizantes, amigos y familiares, el perredista llegó al pie del monumento de su tío Tomás Garrido Canabal, donde se inscribió como aspirante a la candidatura al gobierno de Tabasco por el Partido de la Revolución Democrática, y en un breve discurso dijo ir decidido por todo en busca de la postulación, y advirtió “me podrán doblar, pero nadie me podrá quebrar”.

Mayans Canabal subrayó que Tabasco requiere de buenos proyectos para salir adelante y que él los tiene donde podrán participar todos aquellos que buscan una verdadera transformación en la entidad.

Fue claro al decir que hay que terminar con la corrupción, con este fenómeno que ha dañado a la sociedad, no solamente tabasqueña, sino mexicana. Aseguró también, que está en contra de la guerra sucia que se dejó sentir la semana pasada, ello denigra y demerita a cualquier ciudadano, y espera que esto termine de manera inmediata, y que la contienda sea de altura, como lo merecen los tabasqueños.

Al término de su registro, en entrevista, dijo que en torno a la dirigencia estatal de Darvin González Ballina, no ha sido rebasado, es una contienda en donde evidentemente hay mucho calor, mucha pasión, ya que somos del trópico.