Por HILARIO PAREDES/TENOSIQUE, TAB.- Cuando trasladaba pasajeros que están en plena contingencia por inundaciones, el transportista Andrés Laureano Hernández fue multado por Tránsito del Estado, luego de no ceder a una extorsión de 300 pesos.

El propio agraviado relató que los hechos ocurrieron alrededor de las ocho de la mañana en la carretera Tenosique-Mactun, donde fue interceptado por dos agentes “uno moreno y otro gordo”, quienes le alegaron que traía dos pasajeros de pie.

Explicó: “sí, ellos vienen con sus pertenencias a Tenosique porque (la ranchería) Centro Usumacinta está inundada y no pueden salir por su camino de siempre; échenme la mano, están en contingencia y hay que apoyar a esa gente”.

Afirmó que un agente le dijo “me vale suerte” y le pidió 300 pesos de mordida: “oiga, yo ganó 200 pesos diarios y no tengo ese dinero, póngase la mano en el corazón”, cuando en ese instante pasó una camioneta con gente de El Barí, también con exceso de pasajeros, pero sí le dio los 300 pesos al agente de vialidad y lo dejó pasar.

Laureano Hernández dijo que finalmente el agente Jesús Antonio Ricárdez Castillo le levantó una infracción bajo el motivo de “transportar mayor número de pasajeros al que autoriza la tarjeta de circulación”.