• Los pequeños empresarios han cerrado las puertas ante la baja de huéspedes derivado del desempleo que priva en el municipio costero
  •  

 

 

POR MARIO PÉREZ

 

PARAÍSO, TAB.- La industria hotelera comienza a verse afectada por la situación económica precaria que invade al estado y municipio; algunas han cerrado las puertas por la fuerte baja de huéspedes derivado de los despidos masivos en el puerto de Dos Bocas.

Consecuencia de la recesión económica que sufre esta localidad, debido al alto índice de desempleo que se ha presentado en los últimos dos años, muchas familias, cuya economía dependía de empresas al servicio de Petróleos Mexicanos y que se vieron obligadas a emigrar a otros estados, los hoteleros en esta demarcación ha sufrido embates, y ante la falta de huéspedes se han visto en la necesidad de cerrar sus puertas y suspender el servicio al público, toda vez que no se obtienen ganancias por los mismos motivos.

Casas de renta, departamentos y cuartos sencillos de alquiler, permanecen vacíos, pues miles de personas provenientes de otros lugares, pero que tenían un trabajo en la terminal marítima, tuvieron que abandonar el municipio en busca de otras oportunidades en otras plazas o regresando a su lugar de origen.

 

ESTÁN AHORCADOS

Esto mantiene ahorcado el negocio de la renta de viviendas, así como de hoteles en la demarcación, sobre todo en empresas locales, es decir, las cuales no cuentan con una cadena de respaldo o una suficiente infraestructura económica que solvente momentáneamente la solidez del negocio, por ello los cierres;  los pequeños empresarios no cuentan con recursos para seguir manteniendo sus negocios en un tiempo donde no hay huéspedes.

Dueños de hoteles, empresas de iniciativa privada de este municipio, expresaron que la crisis laboral que existe en Paraíso, está golpeando duro la permanencia de negocios y de no regularizarse esta situación, podría llegar a darse el cierre de más hoteles y negocios de otros giros, como restaurantes y otros más, mencionaron que en la actualidad la mayoría de las hosterías  se encuentran con bajo número de huéspedes y algunos sin un solo cliente.

 

COMPARTIR